martes, 5 de junio de 2012

La frecuencia de resonancia

Cuando un sistema físico se somete a un estímulo, parte de la energía pasa al mismo. Si el aporte de energía se hace a una frecuencia determinada, la tasa de absorción es la máxima posible. Esto puede dar lugar a la inestabilidad en el sistema, o simplemente a la ruptura en algún punto del mismo.
El ejemplo más conocido puede ser la imagen de una soprano haciendo estallar el cristal al alcanzar una nota especialmente aguda, que no es otra, que la frecuencia de resonancia de la copa.
(Así la explica la Wikipedia)

Personalmente soy más partidario de pensar que, más que una inestabilidad, se trata de una excitación. Como hacen los cristales de nuestra casa cuando pasa el camión de la basura. O cuando empiezas con esa risa contagiosa.
La cosa es tensar el arco sin que se rompa. Mantener esa vibración en el punto justo antes de que se produzca la ruptura. Entonces ya lo tienes, déjalo así. Has encontrado el tono.






La gente de Crean ya lo tienen. Larga y próspera vida

2 comentarios:

maria dijo...

Ei, Riki, es el video que nos mostraste allí en tu estudio cuando fui de visita; estábamos con tus amigos de Madrid, ¿te acuerdas?

Me ha encantado.

Besos,
María-violín

Los poetas que no fueron dijo...

Chulísimo esto.